¿Manta eléctrica para disminuir el dolor?

 

 

¿Sabías que la manta eléctrica sirve para mucho más que para calentarnos en invierno?

Efectivamente, la manta eléctrica es de una gran utilidad cuando tenemos dolor muscular, como el lumbar o cervical. Gracias al calor que transmite, ayuda a relajar nuestros músculos y por tanto, disminuir el dolor. Por suerte, hoy en día ya no tenemos que acudir hasta un sitio especializado para hacernos con una buena. Podemos encontrar una manta eléctrica de calidad en Amazon, o en muchas páginas de internet.

 

¿Cómo podemos usar una manta eléctrica para disminuir el dolor?

Si estamos ante una contractura muscular o un dolor muscular crónico, la manta eléctrica puede ayudarnos a disminuir el dolor. Aunque como siempre decimos, lo más recomendable es que un profesional sanitario nos valore, y pueda darnos un tratamiento y unas pautas de ejercicio personalizadas. En el caso de que queramos complementar el tratamiento, o paliar el dolor mientras esperamos nuestra cita, este aparato puede sernos de ayuda.

Lo más importante es ubicar la manta en la zona en la que presentemos la molestia. Son un remedio cómodo y fácil de usar: simplemente tenemos que enchufar la manta y seleccionar la temperatura adecuada (entre 34 y 36º para que sea efectiva, pero no nos genere malestar). En caso de tener alta sensibilidad, regularemos la temperatura hasta sentirnos cómodos. 

Una vez enchufada, y con la temperatura seleccionada, la colocamos en el sitio a tratar, y nos ponemos en una postura cómoda que nos ayude a relajar los músculos.

Es importante que, si vamos a usarla antes de dormir, nos hagamos con una que cuente con un sistema de apagado automático. De esta manera evitaremos que se quede encendida toda la noche, lo cual sería perjudicial para nosotros.

También hay que tener cuidado, y evitar su uso, si presentamos alguna de estas afecciones:

  • Cardiopatía
  • Apendicitis
  • Inflamación aguda del aparato locomotor
  • Consumo de anticoagulantes
  • Esguinces
  • Tendinitis
  • Torceduras
  • Fracturas

Para el caso de los esguinces, tendinitis, fracturas, o cualquier otra patología aguda que curse con inflamación, lo mejor es aplicar crioterapia. La crioterapia es la aplicación de frío en la zona lesionada, de manera que reducimos su inflamación. Si ponemos calor, aumentamos la vasodilatación de la zona, y con ello la inflamación y el dolor.

¿Cuánto tiempo podemos usar la manta eléctrica?

El tiempo de uso de la manta eléctrica no debe superar los 30 minutos seguidos. Para aumentar la eficacia, podemos usarla varias veces al día, incluso después de la sesión de fisioterapia. Lo ideal sería hacer varias aplicaciones, de unos 10 minutos, cada 2 ó 3 horas. Si por el trabajo, o por otras circunstancias, no es posible, podemos usarla durante 30 minutos al final del día para disminuir los dolores. Esto, además, nos ayudará a conciliar mejor el sueño y a estar más relajados.

Fuente: Daniel Utrilla

Reduce tus dolores, mejora tu bienestar y favorece tu relajación

Te espero en un espacio amplio, en exclusiva para ti, con música relajante, aromas y colores cálidos. ¡TÚ ESPACIO!
Alexander Navajas Álvarez - Doctoralia.es